Yo Vivo con Cáncer de Mama

Características específicas del cáncer de mama metastásico

Actualizado 31 de agosto de 2015
Revisado por: William J. Gradishar, MD, FACP; Kathy D. Miller, MD; Evelyn Robles-Rodríguez, RN, MSN, APN, AOCN; Roz Kleban, LCSW; Marie J. Lavigne, LCSW, OSW-C; Betty Ferrell, PhD, MA, FAAN, FPCN; Danny Welch, PhD; David M. Euhus, MD

Es probable que haya escuchado decir a los médicos o en los medios de comunicación que el cáncer de mama es una enfermedad que tiene tratamiento y se termina. Al final del tratamiento de su primer diagnóstico quizás pensó que había concluido su experiencia. Tal vez los médicos le mencionaron la posibilidad de una recidiva del cáncer pero esto parecía algo improbable.

Hay muchas personas que han recibido tratamiento y que jamás tienen que volver a lidiar con el cáncer. El diagnóstico de cáncer de mama metastásico es diferente puesto que implica que tendrá que lidiar activamente con el cáncer de mama por el resto de su vida.

A cualquier persona puede diagnosticársele cáncer de mama metastásico en cualquier momento. Incluso el cáncer en estadio I puede convertirse en metastásico. Y una mujer con cáncer en estadio I puede descubrir años después de terminar su tratamiento original que el cáncer se ha metastatizado.

Tratamiento para el cáncer metastásico

En el cáncer de mama metastásico el tratamiento tiene varios objetivos:

  • reducir el tamaño o debilitar el cáncer;
  • controlar los síntomas y los efectos secundarios que tenga;
  • prevenir que el cáncer se diseminen más.

Sus médicos modificarán su tratamiento conforme el cáncer crezca o se disemine a otros lugares en el organismo.

El foco principal es elegir un curso de tratamiento que eliminará más eficazmente los tumores y las células cancerosas dispersas. Pero usted y sus médicos también deben considerar qué está dispuesta a intentar y qué no, para poder seguir viviendo a su manera.

Conversará con sus médicos acerca de la progresión, es decir, el crecimiento de los tumores o la diseminación del cáncer, y la remisión, que se refiere a la disminución del tamaño del tumor o del alcance del cáncer. Si el tratamiento deja de producir resultados, sus médico y usted explorarán otras opciones.

Explore con su médico los efectos secundarios que provocan los distintos tratamientos. Poder seguir realizando sus actividades cotidianas y poder participar en todo aquello que disfruta son elementos esenciales para su bienestar general.

En el estadio IV es difícil extirpar por completo el cáncer mediante operación quirúrgica o medicina. Con el tiempo pueden aparecer nuevos tumores o las células podrían dejar de responder a los distintos tratamientos. Si bien el cáncer de mama metastásico no se considera curable, es posible que haya momentos en los que las pruebas no muestran evidencia de la enfermedad, lo que usualmente se denomina «NED» en inglés. Aunque no siempre se pueda llegar al punto en el que no haya evidencia de la enfermedad, es probable que existan períodos en los que el cáncer no avance. Esto se conoce como enfermedad estable.