Yo Vivo con Cáncer de Mama

Estar en tratamiento de por vida

Actualizado 31 de agosto de 2015
Revisado por: Pallav K. Mehta, MD

Es probable que haya escuchado hablar del cáncer de mama como una enfermedad que tiene tratamiento y se termina. Si ya tuvo cáncer de mama antes, quizás creyó que su experiencia había terminado cuando culminó el tratamiento. Tal vez sintió que había «vencido» al cáncer y que podría seguir adelante con su vida. Si esta es la primera vez que tiene cáncer de mama, posiblemente nunca antes pensó que tendría que vivir con esta enfermedad de por vida.

Hay muchas mujeres que han pasado por el tratamiento para el cáncer de mama y que jamás tienen que volver a lidiar con el cáncer. Pero entre el 20 y el 30% de las mujeres tienen que afrontar la reaparición del cáncer de mama en una zona distante del cuerpo, a veces poco después y en otras ocasiones muchos años más tarde. Entre el 6 y el 10% de las personas comienzan con cáncer en estadio IV como diagnóstico inicial, lo que a veces se denomina cáncer de mama metastásico de novo.

El diagnóstico de cáncer de mama metastásico es diferente puesto que implica que tendrá que lidiar con el cáncer de mama por el resto de su vida. A diferencia de lo que ocurre con el tratamiento del cáncer de mama en los primeros estadios, el objetivo del tratamiento del cáncer metastásico no es curar el cáncer. En vez de ello, el objetivo es controlar el cáncer por el mayor tiempo posible y que su calidad de vida sea alta. Es posible vivir por mucho tiempo con cáncer metastásico.

Tratamiento a largo plazo

Durante toda su enfermedad metastásica el médico podría combinar tratamientos diseñados para reducir el tamaño del cáncer o debilitarlo y evitar que se disemine, y al mismo tiempo abordar sus síntomas y los efectos secundarios que le producen las medicinas. La operación quirúrgica y la radioterapia son tratamientos muy comunes para el cáncer en sus primeros estadios pero que se usan con menos frecuencia en la enfermedad metastásica y por lo general alivia los síntomas en determinadas circunstancias.

Su plan de tratamiento probablemente cambie si el cáncer crece o se disemina. Sus médicos le hablarán frecuentemente acerca de la progresión, es decir, el crecimiento de los tumores o la diseminación del cáncer, y la remisión, que se refiere a la disminución del tamaño del tumor o del alcance del cáncer.

Si bien el cáncer de mama metastásico no se considera curable, es posible pasar por períodos en los que el cáncer no crezca y se mantenga estable. Incluso, las pruebas podrían revelar que no hay evidencia de enfermedad, lo que a veces se denomina NED, en inglés. Si el tratamiento deja de producir resultados, sus médico y usted explorarán otras opciones.

Si bien el enfoque principal es eliminar los tumores y las células cancerosas dispersas, usted y sus médicos también deben considerar qué está dispuesta a intentar y qué no, para poder seguir viviendo a su manera. Mantener sus actividades normales y hacer las cosas que le brindan placer son esenciales para su bienestar en general.